Cómo comunicar con los colores de mi Look

La comunicación es una parte fundamental de las relaciones humanas. Como ya lo he mencionado en otra oportunidades, el 60% de lo que comunicamos se hace mediante el uso de nuestros gestos corporales, nuestra vestimenta, nuestro porte. Por lo tanto, con nuestra imagen estamos transmitiendo mensajes que no necesariamente estamos diciendo con palabras.

Nuestras prendas y accesorios hablan de nosotros, de nuestro estado de ánimo y de nuestra personalidad. A su vez, aquellos con quienes nos encontramos a diario, perciben los colores que usamos y responden o reaccionan de determinada manera según el significado que cada color posee en nuestro inconsciente. Ello se debe en parte a las experiencias vividas. Además, guardamos en nuestro cerebro los rezagos de tiempos antiguos cuando el hombre luchaba por su supervivencia en la naturaleza y los colores daban indicios de peligro o confianza. Por poner un ejemplo, no es casualidad que los colores del semáforo sean rojo, amarillo y verde. El rojo significa peligro, el amarillo atención y el verde es el color que indica que podemos continuar. Algo parecido ocurre cuando los usamos en nuestra vestimenta. Otro punto a considerar no menos importante, es que los colores reflejan luz y la luz es energía por lo tanto producen sensaciones vibracionales que aunque no lo parezca influyen en el entorno y  por ende, en las personas.

A continuación veremos los principales significados de los colores en las prendas y los usos que podemos darles a la hora de elegirlos:

Rojo: asociado al amor, a la pasión, a la fuerza, al peligro, a la agresividad y al poder. Es un color intenso que puede convertirte en el foco de atención. Este color, dependiendo de la situación, puede despertar en los demás tanto ira como pasión. Por lo tanto si lo utilizas en una discusión o negociación, es esperable que el rojo añada mayor confrontación con aquellos con quienes estás discutiendo. Si lo que deseas lograr es un consenso, es mejor evitarlo. Si en cambio quieres utilizarlo cuando estás con tu pareja o con alguien que te interesa sentimentalmente, es un buen aliado a la hora de seducir. ¿Qué sentís cuando te vestís con alguna prenda roja? Como te comenté anteriormente, además de generar efectos en los demás, los colores pueden reflejar o incidir en nuestro estado de ánimo, por ejemplo si necesitás desinhibirte, tomar coraje o ganar confianza, el rojo es ideal. Cuidado porque en exceso podría llevarte a la ira o al nerviosismo.

Fuente: Pinterest

Rosa: derivado del rojo, se relaciona con el romance, la femeneidad, la mujer, la amistad, la pasividad. Para las personas confrontativas en exceso, en caso de querer suavizar la primera impresión en alguna situación particular se recomienda el uso del rosa.

Fuente: Pinterest

Verde: simboliza la esperanza, la fertilidad, la falta de flexibilidad ante los cambios, perseverancia, tenacidad, el dinero, el equilibrio, la austeridad. También es un color asociado a los amigos. Se recomienda el uso para incrementar la creatividad, estar en un ambiente calmado y transmitir serenidad. Todos somos conscientes que el verde nos tranquiliza por lo que es muy común verlo en paredes de habitaciones para dormir (es un color muy utilizado por hoteles). Si deseas transmitir alguno de los conceptos asociados al verde utilizando tus prendas, es probable que logres buenos resultados. En cambio, es mejor evitarlo si estás yendo a una entrevista laboral en la cual se está buscando madurez y responsabilidad. Para quienes se desenvuelven en sectores de la salud o el cuidado del medioambiente, el uso de prendas o accesorios verdes puede ser altamente beneficiosos ya que se asocian a la sanación y al cuidado de la naturaleza. Si estás por pedir un descuento en algún comercio por ejemplo, es mejor que no vayas de verde oscuro ya que se puede asociar a la avaricia y a la codicia y es probable que con quien estés tratando, no quiera rebajarte ni un centavo.

Fuente: Pinterest

Amarillo: es la luz, el sol, la felicidad, la alegría, la inteligencia. Revitaliza el organismo. Si querés levantar tu ánimo y sentirte con vigor, elige el color amarillo para que forme parte de tu atuendo. Como se asocia a momentos de felicidad y alegría,no es recomendado llevarlo para cerrar un trato con algún cliente o presentar nuevos proyectos que requieran que seamos tomados en serio ya que también se asocia a la inestabilidad y variabilidad. Si lo que deseas es transmitir originalidad, entonces vé por el amarillo ya que tanto éste como el verde, se recomiendan para los ámbitos o profesiones creativas. Este color también puede aplicarse en ambientes o profesiones relacionadas con la comida.

Fuente: Yo!

Azul: uno de los colores más fríos. Se asocia a la serenidad, la confianza, la inteligencia, la profundidad, la estabilidad, la fé. Produce un efecto de relajación a la vista. Es un color asociado a lo masculino por ello predomina en oficinas o trabajos empresariales. Las mujeres hemos adoptado este color hace varios años para comenzar a ganar mayor terreno en la escala laboral. Es muy común vestirnos con camisas blancas con rayas azules. Si deseás proyectar dinamismo y energía, el azul no es el color adecuado. Por lo tanto, si por ejemplo estás buscando desarrollarte como vendedor o como coach, es preferible optar por colores cálidos como el amarillo o el naranja. En cambio, si vas a dar una presentación sobre algún tema que requiera seriedad, el azul es una buena alternativa.

Fuente: Pinterest

Blanco: se asocia a la inocencia, la pureza, lo impoluto, la sanidad, el optimismo. Se le considera el color de la perfección, por ello se utiliza en ambientes en los que los errores no son permitidos como por ejemplo en la medicina. También se asocia a la limpieza y a la pulcritud. Este es una buena opción para aquellos que deseen llevar adelante centros de estética o clínicos. Además, representa la neutralidad por lo que es muy recomendado para aquellos que están por presentar un proyecto o están buscando adhesión de algún tipo a sus ideas. Personalmente es un color que uso en reuniones en las que deseo que los participantes se abran a nuevas ideas. Es muy recomendable para las entrevistas. Si estás pensando en una salida con las chicas, es preferible que uses otros colores más cálidos.

Fuente: Pinterest

 

Naranja: alegría, sol, mezcla de rojo y amarillo por ende comprende tanto la energía como la felicidad. Se asocia a la atracción, al éxito, al buen ánimo. Encaja muy bien con la gente joven ya que sirve para las campañas de comunicación. Dependiendo de la composición de amarillo y de rojo que posea el naranja que desees vestir, se podrá lograr un efecto adicional, ya que si es un naranja rojizo se lo asociará al deseo o a la agresividad. En cambio, si posee más amarillo se enfocará en las sensaciones de felicidad y alegría o bien engaño.

Fuente: Pinterest

 

Violeta: se asocia a la realeza, a la religión, al poder, al lujo, a la extravagancia, la sabiduría, la independencia. También representa el misterio y la espiritualidad. Es bueno para calmar al sistema nervioso y para la claridad mental. Por lo tanto si te dedicás a la psicología o psiquiatría, este es un buen aliado, así como para aquellos que quieran evocar la extravagancia. Algunos artistas como bailarines, actores o pintores podrían utilizar el violeta en circunstancias en las que deseen ser recordados por la audiencia como alguien fuera de lo común. Evitar este color en aquellos días que la melancolía o la nostalgia nos invadan.

Fuente: Pinterest

 

Negro: ausencia de luz. Se lo relaciona con el misterio, el dolor, la muerte, el luto, el poder, la nobleza y la elegancia. También en el miedo a lo desconocido. Representa la autoridad, por ello los jueces vestían de negro. Si ello es lo que deseas realzar al inspirar sobriedad y autoridad puede servir para una primera impresión por ejemplo en el caso de un profesor de escuela, o bien para dar una clase o taller, especialmente si los asistentes no nos conocen. También es útil para generar el efecto de delgadez porque no refleja la luz sino que la absorbe a diferencia del resto de los colores. Por ello, los asesores de imagen lo recomendamos para aquellas zonas en las que queremos desviar la atención. Si tu estado de ánimo está un poco bajo, no utilices el color negro ese día, así como el delineador negro en el párpado inferior ya que te hará ver más cansada y desanimada.

Fuente: Pinterest

Luego de estas aclaraciones sobre los colores y sus posibles significados, podrás contar con más herramientas a la hora de elegir tus colores. No olvides que según nuestra colorimetría es probable que tengamos preferencia sobre algunos unos colores respecto de otros, pero se pueden usar todos siempre dependiendo de la composición de azul, rojo y amarillo que contengan. Si nos queda bien el negro pero nos sentimos muy cansadas, opta por un azul oscuro o por un verde oscuro. Cuando vayas a una entrevista ya sabés que el azul o el blanco y negro típico que solemos elegir puede no servir para todos los perfiles buscados. Si vas a postularte de director creativo, más vale usar colores enérgicos. Si estás por salir con tus amigas a divertirte, el amarillo o naranja puede ser un gran aliado. Y para la conquista por qué no probar con el rojo o el rosa.

¡Quien habría dicho que los colores  podían hacer tantas cosas por nosotros!

 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *