El perfume como accesorio de imagen

 

¡Qué lindo es poder sentir el aroma de aquellas fragancias que nos gustan y nos generan sensación de bienestar! O tener la sensación de transportarnos con los aromas, hacia otro lugar y tiempo, para rememorar buenos recuerdos del pasado y personas que nos hicieron sentir a gusto. O incluso, cuando disfrutamos de ese momento en el que presionamos el atomizador del perfume y descubrimos que en ese instante esa fragancia se convierte en nuestra favorita.

Vía Pinterest

Antes que nada, quiero resaltar por qué el perfume es considerado un accesorio en la imagen personal. Simplemente se debe a que llamamos “accesorio” a todo aquello que no sean prendas, por ejemplo los aros y pendientes, las gafas, las carteras o bolsas, los collares, las pashminas y pañuelos, las bufandas, los sombreros, étc. El perfume nos permite expresarnos sin palabras, o mejor dicho, comunicarnos a través del lenguaje corporal y usualmente lo que comunicamos es aquello que el aroma de las fragancias nos genera internamente: felices, relajados, frescos y todo aquello que sintamos.

No hay fragancias universales que nos queden a todos por igual. Esto se debe a que cada persona posee un PH diferente en su piel y por lo tanto, el perfume se huele distinto. Lo que nos agrada del aroma que emanan las personas es la combinación de la fragancia con su piel. Por ello, se recomienda que antes de elegir un perfume se pruebe directamente sobre la piel, sin frotar y se esperen unos minutos hasta que se evapore el alcohol para que podemos saber cómo nos queda verdaderamente.

Hay distintos tipos de fragancias desde cítricos, florales, herbales, hasta los que tienen notas de madera y especias. Es más frecuente que las mujeres cuyo estilo personal es glam o dramático, elijan perfumes intensos, mientras que las que poseen un estilo romántico o clásico elijan perfumes más suaves. También es recomendable distinguir entre perfumes para el día y perfumes para la noche. Tal como lo hacemos con el maquillaje de día que se aconseja liviano o natural y de noche se suele aplicar mayor cantidad y definición, lo mismo podemos aplicarlo a la intensidad del aroma de las fragancias y la duración en nuestra piel.

Vía Pinterest
Vía Pinterest
Vía Pinterest

Algo que solemos observar en cada estación del año es que las marcas suelen distinguir entre perfumes de verano (frescos y cítricos), primaverales (florales), de otoño (hierbas, madera y especias) y de invierno (que en general son los más intensos). También, otra asociación que solemos hacer con las fragancias y que está atada a nuestras propias necesidades es cuando las usamos porque además nos hacen sentir seductoras ante una salida romántica o bien maternales porque a nuestros hijos les gusta determinada fragancia, o cuando asistimos a alguna fiesta en la que el perfume de alguna forma combina con nuestro atuendo.

Vía Pinterest

Otro dato importante que muchas veces solemos desconocer, es que hay distintas categorías de perfumes ya que a todos los llamamos así pero en la jerga de la industria existen distintos tipos. El “Perfume” en sí mismo es la categoría que posee más de un 15% de esencia, es decir que son los más concentrados. Luego sigue la categoría “Eau de Perfume” que tiene una concentración del 15% aproximadamente. En tercer lugar, se encuentra la categoría “Eau de Toilette” conocida como agua de baño cuya concentración aromática se encuentra entre el 7% y el 15%. En cuarto lugar, se encuentra el “Eau de Cologne” que sería la que llamamos colonia cuya concentración de esencia es del 5% aproximadamente y en último lugar los “Splash” cuya concentración es del 1% o menos. Como es de esperarse, a menor concentración de esencia aromática más económico será el producto y generalmente es mayor el contenido del envase.

Un punto no menor que ya estuve mencionando, es que además los perfumes actúan sobre nuestro bienestar y que actualmente lo conocemos a través del concepto de aromaterapia. En este sentido, hay fragancias que nos generan sensación de alegría, nos energizan, nos levantan cuando estamos un poco abajo, nos ayudan a relajarnos o a aliviar cierto dolor. Existen marcas reconocidas que se dedican al desarrollo de la aromaterapia y por ende, a estudiar el efecto que se genera en nuestro cerebro a través del uso de aceites esenciales. Por ejemplo, la lavanda, el jazmín y la naranja se utilizan como aromas relajantes y reductores de estrés, la menta y el eucalipto sirven para descongestionar nuestras vías aéreas (¿quién no habrá inhalado el vapor de la olla de agua con eucalipto en casa para nebulizarse?), la fragancia de almendras se utiliza para reducir el dolor y generar serotonina y así como estas, hay diversas variedades que pueden consultar con un experto/a en el tema.

Vía Pinterest

Cómo amante de los perfumes y esencias, les dejo algunas de las alternativas que elijo para el día, para la noche y para ocasiones especiales porque son más intensos y necesito que duren un poco más de tiempo. Como les mencioné antes, éstos son los que mejor van con mi PH y no todos son necesariamente perfumes reconocidos, aunque debo reconocerles que mi perfume favorito por sobre todos los demás es el Scarlett de Cacharel.

Para el día:

Be Delicious de Donna Karam

Sunset Heat de Escada

Halloween Fleur

Flowers de Kenzo

Scarlett de Cacharel

Para la noche:

Colors de Benetton

Golden Secret Antonio Banderas

Jadore de Dior

Y para las ocasiones especiales:

Very irrésistible Givenchy

Rise de Beyonce

Midnight Fantasy de Britney Spears

Con respecto a los splash, generalmente cada vez que tengo la oportunidad de viajar elijo como regalo de viaje los de Victoria’s Secret. De todas formas, últimamente, mi preferido es un splash preparado por una especialista en aromaterapia con el objetivo de generar una sensación de mayor energía vital y que además me dura casi todo el día.

¿Cuáles son sus perfumes favoritos? Dejenme sus comentarios!

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *