Me voy de vacaciones y ahora…¿cómo armar mi valija?

¿Te sentís un poquito identificada con la foto? No puedo contar la cantidad de veces que llevé valijas llenas de ropa y accesorios sólo por si acaso y terminé usando un cuarto de lo que llevé. Sin aprender mi lección, para las siguientes vacaciones, volvía a repetir el mismo error hasta que un día caminando por Esquel (hermoso lugar en el sur de Argentina que tenés que visitar si aún no fuiste) me dí cuenta de que mi valija gigante pesaba demasiado, había combinado mal las prendas y no pegaba nada con nada, que todo estaba completamente arrugado y para colmo me faltaba ropa cómoda. Sin mencionar de que al volver tenía que lavar una pila de ropa. Juré que nunca más llevaría una valija que arruinase una milésima parte mi bienestar estando de vacaciones.

Si estás a punto de armar tu valija, para que no pases por algo similar o no volver a pasarlo en el futuro, te dejo estos 10 pasos para que aprendas a armarla y que ya sea un momento de placer el hecho de empezar a pensar qué ropa y otros elementos vas a usar estando tirada en la playa, haciendo trekking por las montañas o bien esquiando.

1)  Definir la cantidad de ropa según la cantidad de días que vayas a estar. No es lo mismo ir un fin de semana a la costa que ir 15 días a Europa.

Embed from Getty Images

2) A esta altura ya sabrás qué clima estará esperándote (si no lo sabés, es momento de averiguarlo) y podrás planificar según la estación. Las camperas de abrigo y ropa gruesa ocupan más lugar en nuestras valijas así que lo recomendable es llevar UNA SOLA campera gruesa. Es probable que estés pensando en que vas a salir en todas las fotos con la misma ropa, el secreto está en llevar distintos accesorios para distraer la atención de la campera. Por ejemplo si hace frío, podés llevar gorros que ocupen poco lugar, bufandas o pashminas, anteojos de sol, etc. Incluso si viajás con alguna amiga, pueden intercambiar prendas.

Embed from Getty Images

3) Armar algunos outfits para cada día antes de guardar ropa en la valija. Guardar por guardar las remeras que no combinan casi con nada, no tiene sentido ya que acabarás usándolas una sola vez (con suerte). Una buena alternativa es colocar algunos conjuntos sobre tu cama y ver si pueden combinarse entre sí. Cuántas más combinaciones, menos ropa adicional deberás llevar.

Embed from Getty Images

4) Elegir colores neutros que puedan combinar entre sí en más de una ocasión. Ejemplos: un pantalón oscuro / jeans /leggins oscuras que combinen con remeras estampadas. Para guardar las blusas o remeras sin que se arruguen, podés hacerlas un rollito, no solo quedarán más estiradas sino que además ocupan menos espacio.

Embed from Getty Images

5)  Si mayormente vas a estar al aire libre y las salidas nocturnas serán esporádicas, te recomiendo que lleves sólo un pantalón o pollera más blusa o vestido para salir a comer a la noche. Para ello podrías llevar un sólo par de sandalias o zapatos siendo los más combinables los de color negro, beige o natural. Lo mejor es dejar la creatividad para las blusas y los accesorios que ocupan menos lugar.

6) Otro tip importante es llevar dentro de los zapatos o zapatillas las medias enrolladas, accesorios y cinturones. Es un espacio libre que casi nunca se usa. Si vas a llevar un bolso o cartera adicional para salir a pasear, podés guardar un neceser con maquillajes y bijouterie dentro del bolso.

Embed from Getty Images

7) Asegurate de llevar el acondicionador/shampoo/crema de cuerpo en envases más chicos. Por ejemplo, mi crema para piernas tiene un envase muy grande por lo que calculo cuánto usaré durante los días de vacaciones y traspaso esa cantidad a un envase más pequeño de algún producto que ya se acabó. A menos que sea el protector de piel (con el que no debemos escatimar) NUNCA VAS A USAR EL 100% DE TUS CREMAS!

8) Accesorios: aquí es donde podrás ser creativa ya que en general ocupan poco espacio y si tus prendas son combinables entre sí, son los aliados que aportarán tu toque personal y tu estilo.

Embed from Getty Images

9) Trajes de baño y ropa interior: Si vas a la playa, con llevar dos pares de traje de baño alcanza. Si tenés alguno que pueda intercambiarse la parte superior, mejor. Respecto de la ropa interior, se calcula una muda por día y si vas más de 5 o 7 días, podrás lavar tu ropa y volver a utilizarla.

10) Si llevás un carry on o bolso de mano y viajás en avión, te recomiendo llevar una muda extra de ropa por si se pierde tu valija. Te dará tiempo para realizar los trámites necesarios e ir de compras. Por experiencia propia, nunca te olvides de identificar tu valija, ya que a la hora de rastrearla, es mucho más sencillo si tiene etiquetas con tus datos de contacto.

Y por supuesto, lo que no puede faltar y que ocupa muy poco espacio, son las ganas de pasarla bien….

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *